Skip to main content
Una publicación de la asociación SER
Abogada y especialista en gestión pública

Hualgayoc resiste

Hoy se cumplen siete días del paro indefinido del pueblo Hulgayocquino. El conflicto ha escalado al nivel más alto. Este es el resultado del “diálogo” del Gobierno Central con la población. La protesta, la resistencia.

Ayer 11 de febrero las organizaciones sociales junto con el Comando de Lucha Contra la Contaminación Ambiental acordaron radicalizar el paro. “Si hoy  dejamos que este paro se vaya al piso, nuestra vida no vale nada” señaló uno de los dirigentes en una transmisión de una emisora local. A este nivel ha llegado  la desesperación de la población, que sabe que está muriendo con plomo en la sangre, y que siente rabia y frustración de no tener la debida atención del gobierno central.

La desconfianza y la sensación de burla a su medida, hizo que detuvieran a personal de la Autoridad Nacional del Agua y del OEFA, actitud irresponsable de estas instituciones, que han puesto como carne de cañón a la ira popular a sus propios trabajadores, conociendo la magnitud del conflicto.

Fueron detenidos en Maygasbamba mientras tomaban muestras del río, y conducidos a la plaza de Bambamarca donde los funcionarios explicaron su trabajo, luego de lo cual se les planteó que no realicen dichas labores mientras se desarrolla el Paro.

¿Qué quiere la gente?

La población ha sido clara en sus demandas, quiere tres cosas: el freno a la expansión minera en la provincia, la remediación de los pasivos ambientales y la atención integral de las personas con presencia de metales.

Sin embargo, en la última reunión que tuvieron los dirigentes con la ministra de Salud, el ministro de Energía y Minas y otros funcionarios, no llegaron a consensos, ¿Por qué? Porque ninguno de estos puntos fue considerado, sus propuestas fueron reuniones de trabajo, monitoreos, estudios, y espera de más resultados, es decir más de lo mismo.Este es uno de los grandes conflictos que el presidente Vizcarra tiene que atender con cautela, sumado a los desastres naturales del sur de nuestro país, su nivel de intervención debe ser eficaz, o su aceptación en las encuestas empezará a ir en picada, mientras tanto la población está decidida a continuar con esta medida de protesta. Es necesario inicien las actividades de remediación, y ver actos concretos. La postergación es discriminatoria, es humillante.

Foto: Bambamarca Televisión