Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

La emergencia continua

Foto © Luisenrrique Becerra | Noticias SER

Noticias SER

Al cumplirse el día 10 del aislamiento social obligatorio decretado por el gobierno del presidente Vizcarra, en el marco de la emergencia nacional para hacer frente al Covid-19, va quedando claro que la medida deberá ampliarse, y que los 30 millones de peruanos y peruanas tendremos que seguir en nuestras casas, cumpliendo con todas las recomendaciones dispuestas por las autoridades para evitar el incremento de los contagios.

En relación a las medidas tomadas por el gobierno durante estos días, resalta el cambio en la conducción del Ministerio de Salud, ya que su anterior titular estaba siendo claramente rebasada por la crisis. Si bien todavía estamos pendientes del efecto de las decisiones del ministro Víctor Zamora, queda claro que hay un liderazgo más enfático de una estrategia que se diseña sobre la marcha y se viene actuando con mayor rapidez. Esperamos que este despliegue inicial continúe y se logre contener el impacto del coronavirus, a pesar de nuestro precario sistema de salud pública.

Otro aspecto fundamental es la economía de millones de familias peruanas que dependen del trabajo e ingreso diario de sus integrantes, la cual está siendo duramente golpeada durante estas semanas. La distribución del Bono380 destinado a las familias pobres urbanas es un buen inicio, pero es necesario agilizar la implementación de las medidas de apoyo dirigidas a los profesionales independientes. Además, el gobierno no debe perder de vista que en los siguientes días tendrá que adoptar nuevas acciones para atender las familias de las zonas rurales y a la población migrante venezolana. De la misma manera, el Ministerio de Relaciones Exteriores debe cumplir con brindar información veraz y oportuna a los miles de nuestros compatriotas varados en el extranjero, sobre las acciones concretas que viene realizando para garantizar su derecho al retorno.

En el campo de la seguridad y el accionar de las fuerzas del orden, vivimos las dos caras de la moneda con dos hechos que condenamos y rechazamos: el atropello que causó la muerte del soldado Ronald Mamami en Ilave, Puno, y la brutal agresión cometida por el oficial Christian Cueva contra un joven en Sullana. Ambos casos, y las reacciones destempladas en redes y medios por la suspensión del militar, nos muestran lo lejos que estamos en el Perú de entender lo que significa el respeto a la ley y el ejercicio de la autoridad.

Otro aspecto a mencionar es que la aplicación de las medidas de emergencia ponen en evidencia –una vez más- las limitaciones de la coordinación intergubernamental y las capacidades de los gobiernos regionales y locales para ejercer sus competencias en el marco de la ley.  Ya sea por impericia, buena voluntad o por cálculos políticos interesados, en varios lugares se están tomando decisiones que no están alineadas con la política establecida por el gobierno nacional, generando confusión en la ciudadanía.

En este sentido, resulta lamentable el anuncio hecho por el Presidente del Congreso de la República de realizar un pleno parlamentario presencial, que implica la reunión y cercanía física de decenas de personas, lo que va en contra de toda la política pública y las precauciones exigidas al resto de ciudadanos. Y si a ello le agregamos las denuncias realizadas contra otros congresistas por el aprovechamiento indebido de su cargo para eludir la inamovilidad social, todo indica que el nuevo parlamento va camino de parecerse a su predecesor.

En Noticias SER consideramos que la única vía para superar el reto que nos plantea el coronavirus, es que las diversas instituciones del nivel nacional, los gobiernos  regionales y locales y la sociedad en su conjunto actuemos en concordancia con lo establecido por el Poder Ejecutivo. Los próximos días pueden ser muy duros y si finalmente se prolonga el aislamiento social obligatorio, lo mejor es que cada quien cumpla con la tarea que le corresponde, respetando la ley y los derechos humanos.