Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

La necesidad del “centro” para la segunda vuelta

La conformación de planchas presidenciales puso en evidencia la correlación entre las tendencias político-económicas del país. Aparecía una clara opción por el cambio de modelo y una atomización de opciones que planteaban la continuidad del modelo. De estas últimas, la que sigue en carrera, aparentemente resultó el mal menor de tal forma que los extremos se encuentran, para la segunda vuelta, entre Fuerza 2011 y Gana Perú.

Si miramos el espectro atomizado de la continuidad, Fuerza 2011 presentó el programa más cargado de generalidades, con una tendencia a enfatizar aquellas acciones que resultaron efectistas en la era Fujimori. Los demás, mostraban más de lo mismo del éxito logrado por las dos últimas gestiones de gobierno; de allí que el “gran cambio”, resultaba un eufemismo.

Consecuentemente, en esta mirada, la suerte la decidirá la derecha y cómo ésta entienda y supere sus propios fantasmas. Como todo en el país, la derecha peruana es también diversa. Hay los que señalan que sea quien salga, seguirán invirtiendo en el país (CONFIEP), algunos con el firme propósito de fortalecer y hacer crecer su aparato productivo. Pero hay otra derecha miope y cómoda, que es la que vive de representar al gran capital, a la que un gobierno de PPK le hubiera caído como anillo al dedo, que ahora mueve sus hilos mediáticos y recoge la estrategia de García (APRA) para ganar las elecciones en el 2006: el miedo. Así, se entendería la necesidad de ambos candidatos de acercarse al centro.


Articulo publicado en la revista CABILDO ABIERTO Nro. 57. Mayo 2011. Puno. Asociación SER.