Skip to main content
Una publicación de la asociación SER
Politóloga por la UNMSM. Trabaja como consultora en democracia interna y procesos partidarios. Sus temas de interés académico son los estudios de los procesos y reformas electorales.

La política ya no es asunto solo de hombres mayores

Foto:  © Luisenrrique Becerra / Noticias SER

Las épocas electorales suelen tener situaciones que parecen ser un dejavú para las mujeres y los jóvenes, cuya participación política es limitada y su presencia es casi inexistente en las batallas por ocupar cargos de elección popular en el país, sin embargo, este proceso electoral presenta algunos pequeños atisbos de cambio.

 

Contexto político

La búsqueda de la salida a la crisis política que atravesamos y la cercanía al Bicentenario tuvieron como resultado que 22 partidos políticos de los 24 con inscripción vigente, decidan participar de las Elecciones Congresales Extraordinarias convocadas para el próximo año.

El pedido ciudadano de cambio y renovación de la clase política surgieron como ventanas de oportunidad para que los jóvenes y las mujeres, históricamente excluidos de la toma de decisiones públicas, se incorporaran como actores relevantes del quehacer político.

Participación de todos es democracia

Debemos recordar que democracia en su acepción más básica es “gobierno del pueblo que debe representar al pueblo”[1], en nuestro caso, ese pueblo llamado Perú se encuentra conformado por un electorado compuesto entre otros por 50,3% de mujeres y 28,5%[2] de jóvenes. La composición del Congreso debe ser representativa y otorgar voz a los grupos de esta sociedad, pero la participación política de mujeres y jóvenes es un derecho que a la fecha tiene muchas limitantes. Los partidos políticos, instituciones claves para la democracia, deberían trabajar para que este derecho sea efectivo, ¿esto se cumple?

Las cifras hablan

Antes de revisar las cifras, debemos recordar que las elecciones al Congreso de la República se realizan por distrito múltiple, esto quiere decir que cada región del país y  la provincia de Lima eligen a sus Congresistas de forma independiente y en una cantidad correspondiente a la población electoral que radica en cada región. Con la finalidad de garantizar la mayor representación de partidos se necesita tener distritos electorales grandes y Lima Metropolitana es una de las circunscripciones emblemáticas por estar compuesta de 36 escaños congresales, característica que permite tener una mayor presencia de partidos políticos, es por ello que los datos presentados corresponden solo a esa circunscripción como foco de análisis.

 

Mujeres candidatas

Las cifras arrojan que del total de 792[3] candidatos al Congreso que van por Lima Metropolitana, solo 287 son mujeres, en términos porcentuales esto representa un 36.2% del total de candidaturas, un porcentaje ligeramente superior al exigido por la cuota de género (30%). Tenemos un ligero avance hacia la paridad pero se sigue manteniendo la tendencia a solo presentar el número de candidaturas femeninas que son exigidas por Ley.

Es importante destacar que el cumplimiento de la cuota de género señalada en la normativa electoral es un requisito obligatorio que no está sujeto a la decisión del partido y su infracción legal es tan relevante que determina si la lista de candidatos es inscrita o no. Se estableció que como mínimo y para cumplir estrictamente la Ley de cuota de género en el caso de Lima Metropolitana se tenía que tener como participantes a 11 candidatos mujeres o varones.

El 31.81% de los partidos políticos participantes presentaron listas de candidatos con la cantidad justa de mujeres, lo que les permite cumplir con el formalismo jurídico pero no con la intención real de la norma. Sin embargo, hay partidos que sí consideraron el fomento y la promoción  de la equidad en la participación de mujeres e incorporaron la paridad en sus listas de candidatos para Lima Metropolitana incluyendo así 18 candidatos y 18 candidatas. Cabe resaltar que uno de ellos también incorporó el criterio de alternancia, medida importante para el efectivo funcionamiento de la cuota de género. Estas medidas facultativamente adoptadas son una respuesta a la demanda que la sociedad comienza a exigir en las figuras clásicas de sus representantes, pues antes no se habría concebido que los partidos políticos adoptaran de forma voluntaria estas atribuciones.

 

La posición es importante

Al realizar cualquier análisis referido a las candidaturas no se puede dejar de considerar la posición que ocupan las candidatas que van como integrantes de las listas ya que el número determina las posibilidades que tienen de salir elegidas. Aquí el panorama cambia ya que solo el 30% de candidaturas femeninas se concentra en el tercio superior de las listas (que les da más oportunidades de salir elegidas), mientras que el 70% está ubicado en el tercio medio e inferior.

Si comparamos la proporción de candidatas mujeres y varones en el tercio superior de las listas, los hombres duplican el número de candidaturas respecto a las mujeres, otorgándoseles más posibilidades de salir elegidos y confirmando la ya vieja teoría de que “sin alternancia y paridad será difícil tener un Parlamento conformado por un 50% de mujeres”.

 

¿Y los jóvenes?

Al igual que la tendencia en las mujeres, solo el 6% del total de candidaturas al Congreso por Lima Metropolitana son lideradas por jóvenes menores de 30 años, de las cuales solo 7 se encuentran ubicados en el tercio superior de las listas (posición que otorga más posibilidades de salir elegidos), los 41 candidatos jóvenes restantes se encuentran ubicados dentro del tercio medio e inferior de las listas, quedando casi nula sus posibilidades de salir electos.

***

A modo de cierre solo queda hacer una exhortación a los partidos políticos que siguen presentando cifras justas de candidatos para cumplir con las cuotas, las mujeres y los jóvenes necesitamos mecanismos de promoción de la participación política que permitan formar y capacitar a sus cuadros femeninos y juveniles que a la fecha siguen siendo sub-representados, asímismo corresponde felicitar a los partidos que han adoptado mecanismos para combatir el hecho de que “la política siga siendo cosa de hombres mayores”. Los resultados del 26 de enero próximo nos permitirán ver que tanto hemos avanzado en 4 años.

Marisol Cuéllar pertenece a la Plataforma Comadres, espacio que busca posicionar el trabajo de las mujeres en el análisis de la política nacional e internacional.

 

[1]                    Definición pronunciada por Abraham Lincoln en el discurso de Gettysburg.

[2]                    Veáse el Reporte Estadístico ECE2020, realizado por la Oficinal Nacional de Procesos Electorales http://www.onpe.gob.pe/modElecciones/elecciones/elecciones2020/ECE2020/docs/reporte-estadistico.pdf

[3]                    Data sacada de “Plataforma Electoral” del Jurado Nacional de Elecciones.