Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Lescano: agresor acorralado

La denuncia por acoso sexual realizada por una periodista en contra del congresista de Acción Popular, Yonhy Lescano, vuelve a poner en debate la persistencia de la violencia contra las mujeres en nuestro país e involucra nuevamente a un integrante del Parlamento, que se suma a los casos de Moisés Mamani y Luis López, denunciados también por haber realizado actos de agresión sexual contra otras personas del sexo femenino.

Al respecto la primera exigencia va dirigida a las instancias correspondientes del Congreso de la República y el Ministerio Público que deben llevar adelante una investigación rigurosa e imparcial que permita descubrir la verdad y, de ser el caso, sancionar a los responsables. Lo peor que puede pasar en un caso como este es que las simpatías y antipatías políticas acaben distorsionando el procedimiento investigatorio y se conviertan en el principal criterio para definir la responsabilidad o no de Lescano.

Dicho esto, queremos llamar la atención sobre la actitud del parlamentario mencionado quien en su afán de presentarse como víctima de una supuesta conspiración de sus adversarios políticos y al mismo tiempo tratando de desvirtuar los alcances de la denuncia, no ha dudado en atacar a la denunciante con el objetivo de poner en duda su integridad y los motivos que la llevaron a hacer público este caso.

El comportamiento del congresista Lescano durante los últimos días muestra claramente el mal uso del poder político para evadir las responsabilidades y agrava la condición de la verdadera agraviada que se ve sometida a todo tipo de vejámenes en las redes sociales. Ahora bien, aunque serán las instancias correspondientes las que determinen su responsabilidad, la actitud y las evidencias presentadas por el veterano parlamentario no hacen sino otorgar mayor veracidad a las acusaciones de la víctima.

En Noticias SER reiteramos nuestro firme compromiso en la lucha para erradicar la violencia contra las mujeres y rechazamos con firmeza la forma de actuar de Yonhy Lescano, quien en su afán de salvar su carrera política ha acabado denigrando a la persona víctima de sus acciones. El congresista Lescano debe entender que la ambición política no debe ponerse jamás por delante de los derechos de las personas. Por todo ello, invitamos a nuestros lectores y lectoras a sumarse el viernes 8 de marzo a las diversas actividades y marchas que se realizarán en Lima y en distintas ciudades de nuestro país con motivo de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer.