Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Los datos personales en tiempos de Covid-19

Foto © Luisenrrique Becerra | Noticias SER

Teresa Santillan. Abogada especialista en gestión pública

Hace unos días el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos emitió una nota de prensa exhortando, sobre todo a los medios de comunicación, a no revelar los nombres de pacientes de COVID-19 sin su consentimiento, esto porque dicha información vulnera la esfera íntima de las personas que han contraído la enfermedad y la de sus familiares.

En la situación que estamos viviendo, la reproducción de información en las redes sociales es agitada. La mayoría de la personas comparte publicaciones de fuentes no confiables, o que no son las autorizadas para emitir o dar información oficial. Es así que el propio MINJUS, ha apelado a la Autoridad Nacional de Protección de Datos Personales (ANPD), para que ante la mala utilización de información de pacientes con Covid 19, se inicie las acciones legales correspondientes.

Muchos apuntarán que es necesario se revele esta información por fines comunitarios, pero con una sociedad como la nuestra, que no respeta las normas, tan hambrienta de morbo y de chismes, y más aún en una ciudad pequeña- como Cajamarca que es desde donde escribo-; es más que necesario advertir sobre lo que NO se puede hacer.

La Constitución ha prescrito como derecho fundamental en el inciso 6 del artículo 2, el derecho a la autodeterminación informativa, es decir que “los servicios informáticos, computarizados o no, públicos o privados, no suministren informaciones que afecten la intimidad personal y familiar”, sino que la persona sea capaz de disponer y controlar los datos que desea publicar, pues este derecho se vincula con otros derechos  -a la intimidad o al honor- que pueden verse afectados si circulan libremente.

Ahora bien, la Ley de Protección de Datos Personales, ha establecido limitaciones para el  consentimiento en el tratamiento de datos personales, es decir que no es necesario que las personas den su consentimiento para que se usen sus datos. No obstante, estos datos NO pueden ser divulgados por cualquier medio de comunicación, sino por un medio oficial, en este caso el Ministerio de Salud. Así se señala en el inciso 6 del artículo 14 “Cuando se trate de datos personales relativos a la salud y sea necesario, en circunstancia de riesgo, para la prevención, diagnóstico y tratamiento (…); o cuando medien razones de interés público previstas por ley o cuando deban tratarse por razones de salud pública, ambas razones ser calificadas como tales por el Ministerio de Salud”[1]. Además la misma persona puede autorizar que se conozcan los datos, pero de manera “expresa” es decir “por escrito”.

Esto significa que las personas que han sido expuestas en redes sociales y medios de comunicación sin dar su consentimiento, podrán iniciar las acciones legales pertinentes; es su derecho y merecen respeto.

Con una pandemia como esta, de propagación veloz, imposible de frenar, no podemos juzgar a las personas que se contagiaron, pues muchas de ellas no saben en qué momento sucedió, la mayoría sólo la detecta cuando los síntomas han avanzado. Por eso, lo único que podemos hacer es tomar las medidas necesarias de higiene, quedarnos en casa y ser solidarios. Pongamos de nuestra parte.

 

[1] http://www.leyes.congreso.gob.pe/Documentos/Leyes/29733.pdf