Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

LUM: memoria bajo amenaza

En los últimos días el Lugar de la Memoria ha vuelvo a ser noticia, como sucede cada cierto tiempo en que se acusa a dicha institución de ser un espacio donde se hace una supuesta apología al terrorismo.  Al igual que en otras ocasiones, las críticas provienen de políticos y sectores que niegan que en el Perú se hayan cometido graves violaciones a los derechos humanos en la lucha contrasubversiva de los años 80 y 90.

En esta oportunidad, el principal protagonista ha sido el congresista Edwin Donayre, promotor de una amnistía general a militares acusados de violaciones a los derechos humanos, hoy sin bancada y quizás buscando cobijarse en Fuerza Popular, quien realizó una visita disfrazado y llevó a cabo una subrepticia grabación de las respuestas brindadas por una funcionaria del LUM, que remitió a la Comisión de Defensa del Congreso de la República exigiendo explicaciones y una investigación al respecto. La respuesta del Ministerio de Cultura a este despropósito se ha limitado hasta el momento a un comunicado genérico que no menciona al involucrado, ni rechaza la ligereza de algunas de sus afirmaciones.

Estos hechos ocurren en vísperas de que una comisión ad hoc culmine el diseño de los lineamientos de funcionamiento del Lugar de la Memoria, cumpliendo una tarea dispuesta por el ex ministro Salvador del Solar, luego de que despidiera al último director del LUM - Guillermo Nugent - en respuesta a las críticas lanzadas por el congresista Francesco Petrozzi contra una muestra incómoda para el fujimorismo. 

Los lineamientos que han sido puestos en consulta en sesiones de diálogo con organizaciones de víctimas, funcionarios públicos y especialistas, buscan guiar el funcionamiento del LUM y deberían impedir que exabruptos similares a los de Donayre o Petrozzi afecten la labor que realiza esta entidad. Sin embargo, hay quienes los ven como una oportunidad para cambiar el objetivo del LUM como un espacio de memoria de las víctimas y de reflexión sobre una época trágica vivida por nuestro país y pretenden convertirlo más bien en un escenario de celebración político-militar.

En Noticias SER rechazamos los intentos de quienes siguen negando los graves errores políticos y las gravísimas violaciones a los derechos humanos que se cometieron en la lucha contrasubversiva. Así como siempre hemos condenado al terrorismo y a los pedidos de amnistía de Sendero Luminoso, también rechazamos con firmeza el negacionismo de políticos como Edwin Donayre, que solo buscan ganar votos con la memoria de sus compañeros de armas que enfrentaron a la subversión. El Ministerio de Cultura tiene la obligación de salvaguardar el LUM y garantizar que este continuará cumpliendo los objetivos para los que fue creado.