Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Marcahuamachuco, el Machu Picchu del Norte

Marcahuamachuco es uno de los asentamientos arqueológicos más grandes de los Andes del Norte del Perú, ubicado a unos 4 Km de la ciudad de Huamachuco, a una altitud de 3,650 msnm y una extensión de unos 5 km. Comprende un conjunto de unas 300 edificaciones que pertenecen a varios momentos como resultado de ocho siglos de ocupación continua desde los siglos V y XI NE, aunque existen evidencias más antiguas que datan de los 950 AE, y de un origen caracterizado por la presencia de grupos de agricultores y pastores que construyeron una red de intercambio comercial  cada vez más intensa y dinámica. Estudios preliminares señalan que fue el más importante centro político, económico y militar en el norte del Perú, antes de ser conquistado por los Incas, con una influencia por todo el norte de Perú y el sur de Ecuador contemporáneos.

Está caracterizada por elevadas murallas y paramentos que contienen recintos rectangulares y circulares, demostrando un gran dominio del arte urbanístico y la ingeniería hidráulica y arte arquitectónico. El complejo posee cuatro grandes sectores, de sur a norte: Cerro del Castillo, Cerro de las Monjas, Cerro de los Corrales y Cerro Viejo.

A pesar que una parte importante de esta zona arqueológica ha sido afectada por la actividad humana (agricultura, saqueo, etc.) varios sitios importantes se conservan, algunos en pleno trabajo de estudio: Cerro Amaru (vinculado a actividades ceremoniales de culto al agua y de origen Wari); Cerro Sazón (con terrazas circulares y considerado sitio de habitación); Wiraqochapampa (segundo sitio arqueológico más importante, también Wari, con recintos rectangulares y con fines de congregación); Cerro Miraflores (de numerosas murallas); Cerro Santa Bárbara, Mamorco y Cacañán (con colcas para la conservación de alimentos, vinculado a la ocupación Inca de Huamachuco); finalmente la Plaza Principal del Sector Cerro del Castillo.

El nuevo asentamiento corresponde a la actual ciudad de Huamachuco en la que los incas establecieron su centro de poder, (Reino de Huamachuco), que subsistió a la llegada de los españoles. Marcahuamachuco es catalogada como la “Machu Picchu del Norte” desde la década de los 80,  y muestra su enorme potencial turístico que debiera sustentarse en el respeto y conservación del patrimonio cultural. Hasta la fecha, la Unidad Ejecutora del Ministerio de Cultura ha intervenido sobre un pequeño porcentaje de lo que es cada sitio. Igualmente su aprovechamiento turístico es pequeño y básicamente interno.

Falta mucho por hacer, empezando por que el Municipio realice trabajos de habilitación y mantenimiento de vías de acceso para facilitar la presencia de turistas. Igualmente se requiere que todas las autoridades locales se sumen a los esfuerzos del sector cultura para potenciar más los programas de sensibilización y trabajo con las comunidades locales.
La proyección que se presenta para Marcahuamachuco es múltiple y todas se orientan al desarrollo territorial de Huamachuco: convertirla en un importante destino turístico regional, la extensión de la investigación científica con la concurrencia creciente de especialistas, la participación de la comunidad en la conservación y el beneficio de su puesta en valor, la construcción de un museo, y la postulación y nominación de Marcahuamachuco a la lista de Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Huamachuco, la tierra donde nació el poeta Cesar Vallejo y  estudió el prócer Faustino Sánchez Carrión, puede lograr un importante crecimiento si sus autoridades asumen el desafío  de aprovechar responsablemente su riqueza cultural para que forme parte del desarrollo territorial que favorezca en primer lugar a sus poblaciones locales, junto con los aportes del ministerio de Cultura y la presencia de la iniciativa privada, todos juntos concertando un plan de gestión cultural.