Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Segunda vuelta invisible

Como ocurrió hace dos meses, la ajetreada y cambiante agenda política y mediática de la capital del país, ha hecho perder de vista que el próximo domingo 9 de diciembre, más de 9 millones de electores de 15 departamentos volverán a las urnas para elegir a los gobernadores regionales entre los dos candidatos que pasaron a la segunda vuelta en Amazonas, Áncash, Apurímac, Arequipa, Ayacucho, Cajamarca, Cusco, Huánuco, Lima provincias, Madre de Dios, Pasco, Piura, San Martín, Tacna y Tumbes.

Si bien a estas alturas ya no llama la atención el desinterés de la gran mayoría de actores políticos nacionales, sí debe resaltarse el escaso esfuerzo realizado por las autoridades electorales para que la segunda vuelta no sea invisibilizada como ocurrió con la elección del 7 de octubre. Por cierto, las entidades civiles vinculadas al quehacer electoral tampoco lograron desligarse de la coyuntura nacional y prestaron interés limitado a este proceso.

Lo grave de esta situación es que en varias regiones el resultado podría favorecer a candidatos que ostentan trayectorias más cercanas al mundo del derecho penal que a la política, como lo evidencia la reciente detención del ex alcalde provincial y candidato al gobierno regional de Tacna, Luis Torres, acusado de pertenecer a la organización criminal “Los limpios de Tacna” y estar involucrado en el tráfico de terrenos, junto con el alcalde provincial y el gobernador regional.

Más de una vez hemos señalado que los puestos de poder local y regional son codiciados por personajes cuyo único interés es utilizar el cargo para enriquecerse y beneficiar a sus allegados. En un escenario en el que la segunda vuelta es la última rueda del coche, es probable que varios de ellos logren su objetivo. Por ello en Noticias SER queremos insistir que es imprescindible una reforma total del sistema político electoral que permita el reencuentro de la ciudadanía con la política. De no ser así la corrupción contra la que el país está luchando seguirá enquistada en el corazón del Estado.