Skip to main content
Una publicación de la asociación SER
Abogada y especialista en gestión pública

Tía María: el autogol de Vizcarra

Las palabras del Ministro de Energía y Minas al señalar que “no se va a iniciar aún la construcción del proyecto [Tía María], no sin antes establecer en coordinación con el Gobierno, espacios de diálogo,” son falsas. Dan luz verde argumentando que se otorga la licencia de construcción cumpliendo los requisitos legales y la normativa vigente, sin tener en cuenta que existe un conflicto social.

¿Si el gobierno prioriza el dialogó, para qué enviar a 400 agentes de la Policía? Actúan de mala fe, envían a la policía para reprimir, para imponer, para demostrar que en este país el diálogo y la participación son solo una pantalla, y que no existe respeto hacia los ciudadanos del Valle del Tambo.

En el 2011, se realizaron 138 observaciones al Estudio de Impacto Ambiental del proyecto minero, ocasionando protestas, y fue la represión policial la que causo la muerte de 3 personas ese año. Con la tensión que no se había disipado, y con la desconfianza por la aprobación del segundo Estudio de Impacto Ambiental realizado por el Ministerio de Energía y Minas, se retomaron las protestas, producto de las cuales murieron 2 personas más.  A esto hay que sumar los abusos policiales y la “siembra de armas” a los campesinos, para engañar a la prensa y al resto del país, y decir que quienes protestan son facinerosos, y que sus demandas no son legítimas. ¡Así actúa la policía! (Les dejo el link para recordarlo: https://www.youtube.com/watch?v=GeLbxfELp3w)

Las consecuencias de haber otorgado la licencia de construcción a Southern para desarrollar el cuestionado proyecto de Tía María, pueden ser terribles y enviar agentes policiales es una provocación. Al parecer el gobierno peruano no ha aprendido nada de las consecuencias que hemos tenido por los conflictos sociales.

Ceder a la presión de la CONFIEP, es una mala decisión. El “desarrollo” del país no puede obtenerse con pasos de sangre en el camino señor Presidente, y con su decisión está jugando el bienestar de las personas y afectando su dignidad.