Skip to main content
Una publicación de la asociación SER
Abogado y coordinador de la oficina regional Puno de la Asociación SER

Transferencia de gestión: más allá de los apuros

Los últimos acontecimientos en la región Puno determinan claramente un ir y venir de los alcaldes de las municipalidades distritales, provinciales y el electo Gobernador regional, ya que todos ellos encuentran algunos escenarios que pasamos a advertir:

El primero es que en las municipalidades distritales y provinciales muchos trabajadores se encuentran afanados en realizar la regularización y trámites que no se han hecho durante los 4 años de gestión, tal es el caso de las liquidaciones de obras o procedimientos administrativos, entre otras actividades, poniendo en evidencia la precariedad de la institucionalidad de los gobiernos locales. Esto se observa incluso en el gobierno regional.

Por otra parte, cada cuatro años el ingreso de nuevas autoridades –más aún al no existir reelección- está marcado por el intento de buscar los errores de las autoridades salientes, con la  finalidad de poder legitimar sus primeros actos y prolongar su periodo de gracia con la población, tiempo que difícilmente supera los 100 días de gestión.

Así por ejemplo, el gobernador regional electo Walter Aduviri Calisaya, salió en diversos medios de comunicación, denunciando la falta de instalación de la comisión de transferencia, sin tomar en cuenta que para que se produzca la misma se requiere que el Jurado Nacional de Elecciones comunique formalmente a la actual gestión el resultado de las elecciones, para que el gobierno saliente convoque a la nueva gestión para realizar una reunión preparatoria entre ambas autoridades. Lamentablemente hasta la fecha no se habría realizado la entrega formal de la credencial al gobernador ni al vice gobernador de Puno, por lo que sencillamente solicitar la instalación de la comisión de transferencia en este momento no procede.

Sin lugar a dudas este tipo de actitudes no son de exclusividad del entorno del electo gobernador regional de Puno, sino también ocurre en distritos y provincias, y en las demás regiones del país. Pero más allá de estas formalidades, el reto de las nuevas autoridades será fortalecer la institucionalidad regional y municipal desde el primer día de la siguiente gestión, buscando instalar un buen equipo de gobierno con profesionales y técnicos capaces, que colaboren con las autoridades electas a responder a las demandas y expectativas de la población.