Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Tula Ruth Alarcón: la primera licenciada en la UNSCH

David Quichua. Historiador y Profesor de la UNSCH

La primera graduada de la Universidad Nacional San Cristóbal de Huamanga, fundada en 1677,  fue la asistenta social Tula Ruth Alarcón Alarcón. Ello ocurrió recién en 1965.

La licenciada Tula Ruth Alarcón, nació la tarde del 2 de enero de 1942 y era hija del abogado José Víctor Alarcón y la señora Eudomila Alarcón, quienes vivían en la Calle del Arco de la ciudad de Huamanga. Al finalizar sus estudios secundarios en el Colegio Nuestra Señora de Mercedes, continuó sus estudios superiores en la Universidad Nacional de San Cristóbal de Huamanga desde 1959 en la carrera de Servicio Social.

Sus certificados de notas que conserva el archivo del rectorado de la UNSCH, nos muestran una dedicada labor a sus estudios y la obtención de calificaciones aprobatorias. Por ejemplo, en el sexto semestre obtuvo las siguientes calificaciones: en Trabajo de Campo en Servicio Social un B; en Organización de Oficinas de Servicio Social un C; en Seminario de Bienestar Social un C; en Servicio Sociales Específicos un B; y en Legislación Social un B. Su esmero le permitió cumplir con todos los créditos requeridos, obtener el grado de bachiller y avanzar con su tesis de Licenciatura en 1964 bajo el asesoramiento del profesor Eduardo Parodi.

El 16 de diciembre de 1964, la Bachiller Tula Alarcón presentó al decano de la Facultad de Ciencias Sociales siete copias de su tesis titulada: “La vivienda en la ciudad de Ayacucho” para su revisión. El 30 de diciembre de 1964, las autoridades nombraron una comisión integrada por los profesores Rosa de Ishikawa, Gabriel Escobar y Jaime Rivera para la revisión y mejorada la tesis. Asimismo, el 15 de enero de 1965, la señorita Alarcón solicitó al rector una constancia de haber cumplido con todos los requisitos y su sustentación correspondiente. Refiere: “Señor Rector de la UNSCH que habiendo concluido mis estudios académicos en el Escuela de Servicio Social de la Universidad que Ud. dignamente dirige y haber cumplido en presentar la tesis intitulado: La vivienda en la ciudad de Ayacucho, con el fin de obtener el título de Asistenta Social solicito a Ud. se sirva otorgarme una constancia de haber cumplido con los requisitos que la universidad exige”.

La indicada tesis, según el dictamen de los jurados: “constaba de una Introducción, dos Capítulos, Conclusiones, Apéndices y Bibliografía, siendo sustancialmente el análisis de los resultados efectuado en una muestra de 200 viviendas en la ciudad de Ayacucho y en los distritos de San Juan Bautista y Valdelomar”.

La Comisión hizo algunas observaciones de profundidad. Objetaron que mediante una muestra de 200 viviendas era insuficiente mostrar conclusiones generales. Metodológicamente criticaban a la omisión de las 200 encuestas “por el solo hecho de que los cuestionarios no fueron respondidos en su totalidad”. Asimismo, cuestionaban la carencia de una descripción detallada de los materiales y métodos empleados en la investigación. En su conclusión final indicaron: “[…] la Comisión considera que, pese a que la tesis revela esfuerzo en la recopilación de datos y elaboración de los resultados, adolece de los errores y omisiones indicados en el dictamen precedente y que debe ser devuelta a la Srta. Alarcón para que haga las complementaciones”.

En los meses siguientes, mediante el apoyo de un nuevo asesor, el profesor Gabriel Escobar, la señorita Tula Ruth Alarcón se concentró en la mejora de su tesis y el 17 de marzo de 1965 al presentar todos los requisitos y previa constatación de la coordinadora Rosa Escarcena de Ishikawa, la profesora Luz Ayala y profesor Eduardo Parodi, quedaba “expedita para sustentar la tesis de Asistenta Social con grado de Bachiller […]”.

Finalmente, el día viernes 14 de mayo de 1965, siendo las 11 horas con 05 minutos en el Paraninfo Universitario sustentó su tesis bajo la presidencia de Luis Guillermo Lumbreras y un jurado riguroso conformado por la Br. Rosa Escarcena de Ishikawa, Br. René Casanova, Dr. Jaime Rivera Palomino y la Asistente Social Luz Ayala.

Así con la graduación de la asistenta social Tula Ruth Alarcón, la Universidad Nacional San Cristóbal de Huamanga dio un paso fundamental en uno de sus principales objetivos: la educación universitaria de las mujeres en la región. Después de ella, vendrían muchas jóvenes que seguirían el mismo camino.