Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Un hito en la lucha contra la corrupción

La prisión preventiva dictada contra Keiko Fujimori es una victoria en la lucha contra aquellos que actúan al margen de la ley. Independientemente de las simpatías o antipatías políticas que se tengan con respecto a la lideresa de Fuerza Popular, ha quedado claro para el país que ella y su grupo más cercano tienen mucho que responder ante la justicia, por la manera en que han manejado el financiamiento de la empresa Odebrecht y por la forma en que han hecho uso del poder político con el objeto de obstaculizar la labor del Ministerio Público y el Poder Judicial.

Si bien la pérdida de la libertad de una persona investigada no es un asunto menor ni tampoco debe ser la regla en las decisiones judiciales, lo cierto es que la actuación de Keiko Fujimori no sólo se ajusta a los requisitos establecidos por la legislación penal, sino que resulta imprescindible imponerle una medida restrictiva de la libertad para evitar que siga utilizando la mayoría que ostenta Fuerza Popular en el Congreso de la República, a fin de eludir la acción de la justicia.

Dicho esto, también es necesario que el Ministerio Público y el Poder Judicial actúen con celeridad para no dilatar las investigaciones y así pasar a la etapa del juzgamiento y a la emisión de la sentencia. La culminación pronta y adecuada del proceso será el mejor argumento contra los que buscan presentar este caso como una supuesta persecución política y dará un mensaje claro del compromiso y autonomía que deben mantener los jueces y fiscales.

Sin embargo, no debemos olvidar que Keiko Fujimori y su grupo no son los únicos involucrados en la comisión de actos delictivos. La lucha contra la corrupción y la impunidad debe continuar hasta alcanzar a todos los otros actores que han utilizado y utilizan la política para su provecho personal.

En Noticias SER saludamos la labor que vienen realizando los magistrados a cargo de investigar la organización criminal existente en el partido Fuerza Popular y esperamos que continúen cumpliendo su tarea con apego a la ley. Para quienes consideramos que hay que acabar con la corrupción enquistada en la política peruana, la prisión preventiva dictada en contra de la señora Fujimori marca un hito en la lucha contra las mafias y poderes de diverso tipo que desde hace décadas tienen capturado nuestro Estado.Image removed.