Skip to main content
Una publicación de la asociación SER
Abogada y activista feminista, especialista en género

Victoria para las mujeres que limpian las calles de Lima

Las 24 horas del día, todos los días de la semana, con sus trajes naranjas y escobas en mano, las mujeres limpian las calles de Lima, muchas veces por las noches y madrugadas poniendo en riesgo su vida, expuestas a insultos, malos tratos, discriminación, tocamientos indebidos y acoso sexual.

El trabajo de limpieza pública lo realizan en su mayoría mujeres, muchas de ellas madres solteras mayores de 40  años y migrantes de otras regiones del Perú; éstas mujeres organizadas, obreras del Sindicato de Trabajadoras Obreras y Obreros de Limpieza Pública de Lima (SITOBUR) hace unos años han emprendido una lucha judicial incansable en defensa de sus derechos laborales para que su trabajo de limpieza pública sea respetado, deje de ser tercerizado y sean incorporadas en las planillas de la Municipalidad de Lima;  el pasado 17 de octubre la Corte Suprema les ha dado la razón y ha considerado que su trabajo es de naturaleza permanente, que es un servicio principal que las municipalidades brindan a la comunidad, por ende tienen que ser incorporadas a planillas.

El actual alcalde de Lima Luis Castañeda, se niega a cumplir con la sentencia y faltando tan poco para que culmine su función municipal, esperemos que el alcalde electo Jorge Muñoz cumpla de manera inmediata su obligación apenas asuma el cargo.

Esta victoria no hubiera sido posible sin las múltiples manifestaciones en las calles, frente al  Palacio de Justicia, en la Plaza de Armas, a las afueras del Congreso, el Ministerio de la Mujer y en pleno Jirón de la Unión, de noche y de día; sufriendo represiones abusivas, golpes, gases lacrimógenos, agua sucia e incluso detenciones arbitrarias, con el fin de amedrentarlas y detener su lucha, pero ellas siguieron de pie, con sus escobas en alto, exigiendo justicia y que su trabajo sea valorado.

Recibieron apoyo de diversas organizaciones sociales y  también de algunos sectores del Estado como la Comisión de Mujer y Familia del Congreso, presidida por la congresista Tania Pariona  además de las congresistas Marisa Glave e Indira Huilca quienes estuvieron presentes en las manifestaciones y audiencias del caso; asimismo el Ministerio de la Mujer  se ha manifestado señalando que el incumplimiento de la Sentencia vulnera el derecho de igualdad y no discriminación de las mujeres, por ser quienes en su mayoría cumplen esta labor;  la Defensoría del Pueblo también se hizo presente y se ha manifestado respecto del caso.

Estas luchas son un ejemplo de coraje y valentía en el que las mujeres poniendo el cuerpo y la voz, logran justicia no solo para ellas, sino para todo el pueblo; por eso la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos ha decidido otorgarles el Premio Nacional de Derechos Humanos "Angel Escobar" 2018.

¡Felicidades compañeras!

¡Sin luchas, no hay victorias!