Skip to main content
Una publicación de la asociación SER
Productor audiovisual, Magister en Comunicación y Sociedad con mención en políticas públicas para internet.

World Press Photo 2019: ¿imágenes de historia que importan?

Foto ©Pieter Ten Hoopen 2019

World Press Photo 2019 -hoy en su 62ª edición- es el concurso anual de fotografía de prensa más prestigioso a nivel global. Fue creado en 1955, animado por una organización independiente sin ánimo de lucro con sede en Ámsterdam y busca estimular el fotoperiodismo. Después de la selección, las fotografías premiadas se exhiben en una exposición itinerante visitada por más de un millón de personas en 40 países. La exposición 2019 es producto de una selección de 78.801 imágenes realizadas por 4.738 fotógrafos de 129 países. Este año los finalistas son 29 varones y 14 mujeres de 25 países[1].

Susan Sontag señalaba que las imágenes fotográficas han hecho que la memoria de las personas del mundo occidental, sea sobre todo visual desde mediados del siglo XX. Las imágenes fotográficas determinan que un hecho o acontecimiento parezca “real”, y lo hace memorable. Así, Sontag advertía la paradoja que para identificarnos -nosotros como imagen real- deberíamos parecernos a la copia (fotografía) que aparece en nuestro documento de identidad.

El primer fotógrafo latinoamericano en ganar el World Press Photo (WPP) fue el venezolano Héctor Rondón Lovera en el año 1962, quien fotografió a un soldado moribundo que se aferra a un sacerdote entre el fuego de francotiradores, durante el “El Porteñazo” donde murieron entre 400 y 700 personas entre militares y civiles alzados con el apoyo del Partido Comunista de Venezuela y el Movimiento de Izquierda Revolucionaria, imitando a la revolución cubana contra las tropas del gobierno electo de Rómulo Betancourt en junio de 1962. Al año siguiente su fotografía ganó también el Premio Pulitzer de Fotografía, que lo convierte en el único venezolano en tener este galardón. Su fotografía sirvió como modelo para que Norman Rockwell en 1965 pintara “Asesinato en Mississipi”, que reconstruye los últimos minutos de vida de Michael Schwerner, joven activista judio asesinado por el KuKluxKlan[2].

Fotoperiodismo

En 1974 la foto ganadora del WPP fue del The New York Times de “autor desconocido”, y mostraba el asedio al Palacio de la Moneda durante el golpe militar que contó con el apoyo de la CIA. En el año 2007 el diario chileno La Nación reveló la identidad del fotógrafo chileno Luis Orlando Lagos Vásquez “Chico Lagos” (1913-2007) que realizaba los reportajes gráficos oficiales de Salvador Allende. En octubre de 1973 The New York Times, compró en Santiago, por 12 mil dólares un set de seis de las fotografías de Orlando Lagos, con el compromiso de no revelar su nombre hasta el día de su muerte, la policía de Pinochet allanó tres veces la casa del fotógrafo y destruyó todos su archivos y aparatos en busca de fotos “comprometedoras”[3].

El año 2018 el ganador fue el venezolano Ronaldo Schemidt de la Agencia France-Presse - Latinoamérica, que registró en mayo de 2017 el enfrentamientos entre manifestantes antigubernamentales y la policía antidisturbios en Caracas, en el momento en que uno de los manifestantes José Víctor Salazar (28) huye envuelto en llamas tras explotar una motocicleta de la policía, hecho que según Schemidt no fue culpa de la Guardia Nacional de Venezuela, sino un accidente. El fotógrafo argumenta que en la época de Fake news es importante saber que pasó, las consecuencias y explicar que sucedió, por ello manifestó que todos somos responsables en esta sociedad de saber y de no coger un teclado y criticar, juzgar o culpar a alguien sin haber leído la historia y saber qué ocurrió realmente[4]. El Fotógrafo además señaló que gracias a la imagen aparecida en los medios José Víctor Salazar recibió atención y tratamiento médico de manera gratuita en una clínica.

Fotoperiodismo

La imagen ganadora del 2019 fue tomada el 12 de junio de 2018, en la frontera de MacAllen, Texas de Estados Unidos, por el fotógrafo norteamericano John Moore de Getty Images premiado con el Pulitzer 2005, en la que aparecen Sandra Sánchez y su hija Yanela en el momento de ser detenidas por la policía tras cruzar ilegalmente la frontera entre México y Estados Unidos. Las familias migrantes habían viajado en balsa por el Rio Bravo desde México y fueron detenidas por las autoridades estadounidenses. Los miembros de jurado dijeron que la fotografía ilustra "una violencia de otro tipo, que es psicológica". La administración de Trump había anunciado su política de “tolerancia cero” que implicaba procesar penalmente a los inmigrantes en la frontera de los Estados Unidos, finalmente anulada, por las protestas públicas. Las autoridades estadounidenses explicaron que Yanela y su madre no formaban parte de los miles de inmigrantes separados de sus hijos a su llegada a los Estados Unidos. Moore manifestó Mi objetivo desde que comencé a fotografiar temas de inmigración y seguridad fronteriza hace una década fue iluminar una historia que a menudo se cuenta a través de estadísticas”[5]

Otro de los fotógrafos premiados fue el holandes/sueco Pieter Ten Hoopen embajador de Nikón[6], en la categoría denominada Historia del Año de World Press que registró una serie de seis fotografías sobre el viaje de más de 7,000 personas, que incluía al menos 2300 niños en la caravana más grande de migrantes en la historia reciente, que partió desde Honduras esperando llegar hasta los Estados Unidos, y que manifestó "Creo que hoy, debemos poder contar historias de manera diferente, para poder conectarnos con la mayor cantidad de espectadores que podamos"[7]. Hoopen registró las relaciones y los pequeños momentos de alegría, una niña recogiendo flores, el abrazo de un padre y su niño dormido, para mostrar cómo el afecto y las relaciones humanas siguen siendo vitales, al respecto manifestó que "La idea era crear un cuerpo de trabajo utilizando un tema con el que todos puedan relacionarse, que es el amor"(Ibid). Asimismo explicó que si antes una sola imagen podía convertirse en el ícono de toda una guerra o una situación de desesperación, ahora se debía contar historias de una manera más sensible.

Fotoperiodismo

El novelista, ensayista y fotógrafo Teju Cole explica que la fotografía nació en la época colonial y sirvió para representar el mundo, estudiarlo, obtener ganancias y poseerlo, y que ciertas imágenes subrayan una brecha insalvable y una jerarquía que no se puede derribar, y en cuanto se representa a los “extranjeros” (los otros), es probable que los medios publiquen fotografías explicitas y perturbadoras (niños hambrientos o cuerpos llenos de balas). Cole argumenta que sin confrontar esta desigualdad y este concepto erróneo de la historia, la fotografía continuará describiéndose a sí misma como una cosa (una fuerza para la liberación), mientras que, permanentemente, seguirá siendo otra (un apéndice obediente del poder estatal). Finalmente Cole, advierte que aun cuando la fotografía se escribe con luz, entre los derechos humanos existe el derecho a permanecer ocultos o invisibles, y respecto a las imágenes de sufrimiento argumenta que debería provocar una pregunta más fuerte que "¿Por qué sucede esto?" La pregunta debería ser "¿Por qué he permitido que esto suceda?[8], y conjuntamente con la académica Ariella Azoulay apela por una “ciudadanía” de la fotografía, que practicada de manera reflexiva, nos recuerde nuestras responsabilidades mutuas.

Debido a que el premio normalmente es seleccionado para algún fotógrafo que cubre los conflictos de Asia, África u Oriente Medio, la fotógrafa Heidi Ramírez lo cuestiona al decir Bienvenidos a la pasarela del dolor, del dolor de otras personas, de los pobres, los no blancos, los migrantes, el fetichizado, el objetivado, los no europeos. Bienvenida, persona rica y blanca de clase media. Esta es su exposición, solo para usted. Disfrútala[9]. La afirmación de Ramírez siendo dura, es también una invitación a observar en la exposición un resumen de los hechos y preocupaciones actuales desde la mirada del fotoperiodismo.

 

***

 

La exposición se realiza en Lima por tercer año consecutivo organizado por el Centro de la Imagen y la Embajada de los Países Bajos en la Sala Luis Miro Quesada Garland (Av. José Larco 450) de la Municipalidad de Miraflores hasta el 30 junio.

 

[1]                    https://www.xatakafoto.com/concursos/estos-ganadores-concurso-world-press-photo-2019-mejor-foto-periodistica-ano

[2]                    http://elestimulo.com/climax/portenazo/

[3]                    http://lanacion.cl/2007/02/04/la-secreta-historia-del-chico-lagos/

[4]                    https://www.xatakafoto.com/actualidad/nunca-pense-que-mi-foto-iba-a-ganar-ronaldo-schemidt-ganador-del-world-press-photo-2018

[5]                    https://elcultural.com/John-Moore-gana-el-World-Press-Photo

[6]                    https://blog.nikoneurope.com/en_GB/tag/pieter-ten-hoopen/

[7]                    https://www.bjp-online.com/2019/04/world-press-story-of-the-year-nominee-pieter-ten-hoopen/

[8]                    https://www.nytimes.com/2019/02/06/magazine/when-the-camera-was-a-weapon-of-imperialism-and-when-it-still-is.html

[9]                    http://bit.ly/2ID5Chn