Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Y la paridad en el gabinete ¿para cuándo?

El día 7 de enero de 2019 juramentó la nueva Ministra de Salud. Sólo 21 días antes, el 18 de diciembre asumieron sus carteras la nueva Ministra de Trabajo y el nuevo titular de Cultura. Así, el Gabinete Villanueva se mantiene compuesto por 13 hombres y solo 5 mujeres, que representan el 26,3% del mismo.

Esta ha sido la composición numérica desde el ingreso al gobierno del presidente Vizcarra, y representa el porcentaje más bajo de participación femenina en gabinetes ministeriales desde el primer gabinete del presidente Ollanta Humala, lo que nos aleja, una vez más, de la reclamada paridad en el Poder Ejecutivo.

A pesar que en las últimas décadas se desarrollaron normativas para promover la participación política de la mujer en cargos de elección popular (cuotas), la participación de estas en el ejecutivo nacional ha seguido dependiendo de la voluntad y agenda de cada uno de los gobiernos. Tanto durante el gobierno de Alan García (2001-2006) como durante el de Ollanta Humala (2006-2011) se habló abiertamente de la búsqueda de paridad en las conformaciones del gabinete ministerial, lo que en su momento fue altamente respaldado y demandado por las organizaciones que defienden los derechos de la mujer.

Sin embargo, en los 17 años y medio (210 meses para ser exactos) que han pasado ya desde la transición democrática, sólo se ha alcanzado la paridad relativa durante 4 meses (julio a octubre de 2013) con 9 mujeres ministras para un total de 19 ministerios, lo que representa un 47,4% del gabinete.

Si tomamos como referencia de “mínimos deseables”, una participación del 30% de mujeres en un gabinete ministerial[1], podemos observar que es recién a partir del año 2006, y por períodos irregulares, que se supera esta barrera (ver gráfico).

El análisis realizado durante mi tesis de maestría[2] permite afirmar que, entre julio de 2001 y enero de 2019, los gabinetes ministeriales sólo incorporaron a al menos 30% de mujeres durante 89 meses, llamando la atención que, a partir del ingreso del presidente Vizcarra al gobierno, este porcentaje no se ha vuelto a alcanzar.

 

Paridad

Estos datos se agravan si tenemos en cuenta que, de las 233 personas que han asumido el cargo de ministro o ministra de Estado desde 2001 hasta la fecha, sólo 51 son mujeres -lo que representa apenas una quinta parte (22%) del total- y que los ministerios de Defensa y de Agricultura, nunca han estado a cargo de una mujer.

Un análisis positivista de esta data podría plantear que esto se debiera a que entre los hombres pudiera haber una mayor rotación en el cargo que entre las mujeres, haciendo referencia a una mayor calidad de gestión. Sin embargo, el análisis del “tiempo promedio de duración en el cargo” no muestra grandes diferencias entre hombres y mujeres[3].

Es importante señalar, para concluir, que la participación de la mujer en el ejecutivo no puede ser vista como un mecanismo automático de colocación de las reivindicaciones de género en la agenda pública, siendo que, a menudo, las mujeres elegidas para participar de esta instancia de gobierno se corresponden más bien con perfiles conservadores.

A pesar de esto, la reducción del número de mujeres participando de las decisiones del ejecutivo desde la posición de ministras, coloca aún más lejos la posibilidad de que los temas de violencia machista, igualdad de género, conciliación laboral, entre otros, sean tratados no sólo como parte de la agenda política, sino desde la perspectiva de nuestras necesidades.

Como dice Verónica Engler[4], “a esta altura del recorrido, está más que claro que la llegada de las mujeres a instancias de poder no garantiza una perspectiva de género, es decir la voluntad de cambiar un orden desigual. Pero, así y todo, la presencia de mujeres como presidentas, legisladoras y ministras, habilita, al menos, otro horizonte de posibilidades”. Así que no bajemos los brazos ni olvidemos el reclamo: ¡paridad ya!

 

--------------

Esta semana la columna de Comadres cuenta con la colaboración especial de María Paula Távara. Plataforma Comadres es un espacio que busca posicionar el trabajo de mujeres jóvenes en el análisis de la política nacional e internacional.

 

[1] Basándonos en el porcentaje que establece la Ley de cuotas para conformaciones  de listas electorales

[2] Actualizado para este artículo

[3] Al ser este un dato analizado para cada uno de los 19 ministerios por separado, y por razones de extensión del artículo, no es posible colocar aquí los datos extendidos.

[4] Engler, Verónica (2018). “La actualidad de las mujeres en la política latinoamericana:

 

De la «marea rosa» al giro a la derecha”. Nueva Sociedad. Abril 2018. Disponible en: http://nuso.org/articulo/la-actualidad-de-las-mujeres-en-la-politica-latinoamericana/