No hay ninguna estrategia para combatir la precariedad laboral