El juicio fue expresión de un abuso de poder