1992 fue un año muy difícil para Mamá Angélica