En la mayor parte de las cuencas no se han reconstruido las defensas ribereñas