Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

DREM Puno ordena el traslado de campamento K’orimayo donde murieron seis mineros informales en derrumbe por lluvias

El derrumbe por lluvias registrado en el campamento minero K’orimayo, distrito de Ituata, provincia de Carabaya el pasado 20 de febrero de 2019, que dejó el saldo de seis trabajadores fallecidos se encuentra en una zona de alto riesgo y no se descarta que pueda reportarse otro hecho lamentable, aseveró el titular de la Dirección Regional de Energía y Minas de Puno, Rolando Luque Cutipa.

El funcionario admitió que la concesión minera Media Naranja en la que se produjo el alud por el saturamiento de suelo es propiedad del  ex congresista aprista, Tomás Cenzano Sierralta, sin embargo como éste le dio el contrato de explotación a la comunidad de Upina, no tendría ninguna responsabilidad en el mencionado exparlamentario.

Luque Cutipa señaló que dicha concesión está en proceso de formalización en tanto la explotación de los minerales se realiza de manera artesanal. Sin embargo ante el riesgo de un nuevo deslizamiento por las intensas precipitaciones pluviales, la Dirección Regional de Energía y Minas recomendó a la comunidad realizar la inmediata reubicación del campamento al sector de las Palmeras.

De no concretarse el traslado, la DREM paralizaría las actividades mineras además de la imposición de sanciones, por no implementar la seguridad en la zona que consiste en las señalizaciones tras el peligro inminente.

FORMALIZACIÓN

Luque, precisó que en los próximos días el Ministerio de Energía y Minas suscribirá un convenio con la DREM, que consistirá en la dotación de un presupuesto de más de 900 mil soles para el proceso de formalización.

Señaló que para el presente año se tiene como meta formalizar a más de 5,900 mineros en la región Puno, quienes se encuentran principalmente en las provincias de San Antonio de Putina, Carabaya y Sandia, para ello desplazarán al personal a fin de que sensibilicen a los operadores mineros.

campamento