Skip to main content
Una publicación de la asociación SER
Corresponsal en Puno

En Puno crean observatorio regional ante el aumento de la violencia contra la mujer

Foto: Diariosinfronteras.pe

El día lunes 25 de setiembre, al conmemorarse el “Día Internacional de Eliminación de la Violencia Contra la Mujer”, se realizó una marcha de sensibilización, bajo el lema, “¡aprendamos a vivir bien!”, donde participaron diferentes instituciones que buscan trabajar articulando esfuerzos y concientizando a las mujeres para que denuncie la violencia que sufre. Asimismo se anunció la creación del Observatorio Regional de la Mujer.

Según el reporte del Centro de Emergencia Mujer de Puno, desde el mes de enero hasta octubre del 2019 son 4,948 casos de violencia que se han registrado en los 18 CEM  que hay en la región, esta cifra es superior respecto al 2018, puesto que de enero a diciembre de ese año se tenía registrado 4,792 casos. Y se estima que el año finalizará con 6 mil casos aproximadamente.

“Esta cifra nos da entender que la población denuncia los casos de violencia y también hay confianza en los sistemas de justicia, quienes son la policía, el Poder Judicial, Ministerio Público, entidades de apoyo y protección y demás instituciones”, declaró a Noticias SER, Yuri Armando Mamani Hancco, coordinador regional del Centro de Emergencia Mujer (CEM) Puno, del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables

La provincia que tiene mayor número de casos es San Román que tiene registrados 1034, en segundo lugar se encuentra Puno con 835, seguido de Azángaro con 764 y Chucuito con 502 denuncias.

Respecto al tipo de violencia el 48% es física, el 44% psicológica, en tanto el 7% son casos de violencia sexual y el 1% económica. La población más vulnerable bordea entre los 18 a 59 años, que representa el 76%. Y respecto a feminicidios, hasta la fecha se han reportado 14 casos.

Frente al crecimiento de los hechos de violencia “Desde el Ministerio de Mujer y Poblaciones Vulnerables, en el mes de noviembre se dio inicio a la campaña nacional violencia disfrazada de amor, que busca alertar y prevenir los signos de violencia, que en nuestro medio se han vuelto patrones socioculturales que llevan a admitir afirmaciones como “no la dejo salir porque me preocupo por ella”; palabras que aparentan amor, pero que son expresiones de violencia. Por eso las personas deben detectar estas señales de alerta y buscar apoyo psicológico“ detalló Yuri Mamani.

También se viene ejecutando la estrategia comunitaria que tiene 4 intervenciones: líderes y lideresas, hombres por la igualdad, empoderamiento económico y habilidades sociales. En esta se realizan acciones con la población masculina. “Dentro de nuestro contexto social todavía hay muchos prejuicios en la población masculina que se deben eliminar; el tema de violencia lo conciben como un asunto de mujeres, pese a ello estamos rompiendo esas barreras logrando que muchos de ellos participen en estos temas, incluso se ha ido formando un equipo de varones donde informan, sensibilizan y desarrollan el espacio entre patas, ejecutando actividades preventivas y de reflexión sobre el trato que debe haber en la pareja, también hacia los hijos, así como las consecuencias que trae la violencia en la familia” acotó Mamani.

Observatorio Regional de la Mujer

Por otro lado, el Consejo Regional de Puno, aprobó la propuesta de Ordenanza Regional que declara la creación del Observatorio Regional de la Mujer, que tiene la finalidad de organizar una base de datos de las personas que hayan cometido abuso o violencia contra las mujeres  y puedan ser identificados a través de un aplicativo.

Respecto a ello, la comisionada de la Defensoría del Pueblo, Trinidad Carlos Serna, resaltó la importancia de la creación del observatorio, resaltando la Ley 30364, que busca prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres y los integrantes del grupo familiar