Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

En Puno rechazan pedido de asilo del ex presidente Alan García.

Luego que el juez del Segundo Juzgado Nacional de Investigación Preparatoria del Sistema Anticorrupción, Juan Carlos Sánchez Balbuena, dictara la medida de impedimento de salida del país al ex presidente Alan García Pérez, por un plazo de 18 meses, el ex presidente optó por recurrir a la embajada de Uruguay para pedir asilo diplomático. Esta decisión generó diversas reacciones de funcionarios, líderes comunales y ciudadanos en la región altiplánica.

En declaraciones para Noticias SER, el analista político Tirso Vargas, considero irresponsable esta decisión del ex mandatario ya que existen suficientes elementos de convicción, “no es una persecución política como intenta dejar entrever Alan García, además hace tiempo que el dejo de hacer política en el Perú. Existen argumentos válidos y al pedir asilo diplomático pone en riesgo, a nivel internacional, la credibilidad de la lucha contra la corrupción en el país”, enfatizo Tirso Vargas.

Por su parte, Yolanda Vidal Ticona, presidenta del Consejo de Vigilancia de la Cooperativa de Artesanías Lupaca, señaló que “no existe persecución política, el solo hace daño al país. Uruguay no tiene que aceptar la solicitud de asilo político porque sería cómplice de la corrupción”, mencionó.

Finalmente Vinter Apaza Mamani, presidente de las rondas campesinas de la comunidad de Sullcamarca, opinó que la decisión adoptada por el Segundo Juzgado es aceptable, “Alan tiene que rendir cuentas a la justicia peruana y Uruguay no puede ser cómplice de un delincuente porque hay peligro de fuga. Las investigaciones contra Alan tienen que acelerarse sobre la línea 1 del metro de Lima, convenios con Odebrecht necesitamos respuestas concreta, no más corrupción”, exclamó.