Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

La huelga de los afectados de la cuenca Llallimayo podría reiniciarse si se incumplen acuerdos

El jefe de la Oficina Defensorial de Puno, Jacinto Ticona Huamán sostuvo que en caso de no cumplirse los acuerdos suscritos en el acta de la reunión de autoridades de la provincia de Melgar y los representantes del Poder Ejecutivo sobre la problemática socio ambiental de la cuenca del río Llallimayo, la protesta podría retormarse puesto que solo le dieron 15 días de tregua al gobierno nacional.

En ese marco dijo que el gobierno regional de Puno y el ministerio de Energía y Minas deben suscribir un convenio para reforzar las labores de supervisión a la unidad minera Arasi. S.A.C.

Ticona Huamán, también precisó a Noticias SER que dentro de los 15 días de tregua, el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) debe emitir una resolución en donde se establezca el cierre definitivo del cierre definitivo de Arasi. Luego de ello se reiniciará la mesa técnica para abordar la remediación por los daños ambientales que causó la minera Aruntani.

Estos acuerdos fueron tomados en la reunión del 26 de julio, en la que  participaron los ministros Lucía Ruiz, Francisco Ìsmodes  y Miguel Estrada; el gobernador Walter Aduviri, los congresistas puneños y los alcaldes de las localidades afectadas.

De otro lado, el ministro Ismodes se comprometió a convocar otra mesa técnica en los distritos de Orurillo y Nuñoa, para tratar sobre la problemática de la contaminación ambiental que vienen sufriendo.

DATO

La región Puno tiene 14 conflictos, de los cuales 12 son activos y 2 latentes. De todos los conflictos el 70% son por temas socioambientales según el informe de la Defensoría del Pueblo.

autoridades