Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Puneños se movilizaron en rechazo hacia los actos de corrupción

El miércoles pasado, al igual que en diversas regiones del Perú, diferentes organizaciones civiles, sociales y la ciudadanía en general se movilizaron por las calles de Puno en rechazo hacia la mala práctica de la administración de justicia a nivel nacional. Los pobladores, después de recorrer diferentes lugares hicieron un plantón en las puertas de la Corte Superior de Justicia, donde corearon “por culpa de ustedes el pueblo en las calles”.

Los trabajadores de la Universidad Nacional del Altiplano también se sumaron a esta medida de lucha. Joel Parí Arcaya, trabajador administrativo, exigió la remoción total del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), “ellos nombran y ratifican a jueces y fiscales a nivel a nacional con el develamiento de los actos de corrupción exigimos la remoción de esta institución y el cierre del congreso ya que dentro de sus facultades su accionar es deficiente”, dijo.

Así mismo dijo que la renuncia irrevocable de Duberlì Rodríguez a la presidencia del Poder Judicial responde a la crisis que atraviesa el país, “Duberlì también tiene que responder no puede apañar actos irregulares. La corrupción tiene que erradicarse desde la raíz”, enfatizó.

Por su parte la presidenta de la Organización de Transportistas del Servicio Urbano e Interurbano de la cuidad de Puno, Juana Flores Pacho, dijo que los funcionarios llamados “altos funcionarios” son una vergüenza para el país, por ello pidió la aplicación del artículo 157, el cual estipula que los miembros del CNM pueden ser removidos por causa grave mediante acuerdo del congreso. “los transportistas nos unimos a esta movilización, nos sentimos avergonzados por tener este tipo de funcionarios putrefactos pero orgullosos de ser peruanos”, exclamó.