Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Se acata progresivamente el estado de emergencia nacional en Puno

Miluska Pizarro

Tras la emisión del Decreto Supremo N°044-2020-PCM, que declara Estado de Emergencia Nacional y aislamiento social obligatorio por 15 días calendario, a fin de prevenir la propagación del COVID- 19, la misma que rige desde las 00:00 horas del día 16 de marzo, en Puno esta medida fue acatada progresivamente en el primer día.

En las primeras horas de la mañana, todo estaba “aparentemente” normal, los diferentes negocios abrieron sus puertas para atender al público, aún no había presencia de la Policía Nacional del Perú ni de las Fuerzas Armadas, y algunas instituciones estuvieron atendiendo con normalidad.

Con el transcurrir de las horas, algunas tiendas y centros comerciales, empezaron a cerrar sus puertas. Esta situación fue más visible en la zona céntrica de la ciudad de Puno, donde solo se mantuvieron abiertas las entidades financieras, el rubro farmacéutico y se vio claramente la reducción de la circulación de unidades vehiculares que hacen servicio urbano. Sin embargo, se notó bastante afluencia en las tiendas y centros de abastos de productos de primera necesidad, donde muchas personas realizaban largas colas para poder comprar arroz, azúcar, leche, entre otros, este mismo panorama se viene dando desde el pasado jueves.

Por otro lado, las instituciones públicas como el Gobierno Regional de Puno, la Municipalidad Provincial de Puno, UGEL Puno, entre otras, si han acatado la disposición, colocando anuncios en las puertas principales, señalando que la atención de todo procedimiento administrativo quedaba suspendida temporalmente, con las excepciones establecidas en el Decreto Supremo y Decreto de Urgencia N°026- 2020. Algunas entidades privadas mediante sus diversos canales han comunicado también la suspensión de atención al público y algunas actividades, optando por el teletrabajo.

El personal policial y del ejército, ya se encuentran ubicados en diferentes puntos, exhortando el cierre de las tiendas comerciales que no estén contempladas en el Decreto y evitando la aglomeración de personas.

Así también, las autoridades locales sostuvieron una reunión de coordinación para dar a conocer las acciones que realizaran para monitorear y verificar el cumplimiento de la declaratoria de emergencia; estuvieron acompañando al gobernador regional encargado, Agustín Luque Chayña, el representante de la Cuarta Brigada de Montaña, el General de la Policía, Director Regional de Salud, Defensa Civil, y el gerente general del GORE.

“Vamos establecer una zona de operación dentro del Gobierno Regional de Puno que monitoreará las acciones que se viene realizando y que será garantizado por la policía y el ejército; asimismo en coordinación con las autoridades de las diferentes provincias y distritos se emitirá todas las disposiciones que deben ser cumplidas por la población” puntualizó el gobernador regional (e).

Por su parte el representante de la Cuarta Brigada de Montaña, dijo que se implementarán puestos de controles fijos y móviles en toda la región, a fin de evitar el tránsito de personas no autorizadas a salir de sus hogares.

“El ejército no es represivo lo que queremos es que todos estemos sanos, por ello debemos cumplir solidariamente con las disposiciones del Gobierno, no debemos transitar, solo en caso de emergencias o abastecimiento de algún producto, de lo contrario tenemos la autorización de detener junto a la Policía a aquellas personas que se resisten acatar esta medida”, declaró.